Cebada beneficios para la salud

Cebada beneficios para la salud

Qué es la cebada

La cebada, es una planta herbácea de tipo anual. Ésta planta, pertenece a la familia de las gramíneas. Los tallos que forman a este cereal son bastante rectos, gruesos y que ahíjan abundantemente.

Si comparamos esta planta con el trigo, las hojas de la cebada son algo más anchas y de un color verde, más claro que el del trigo. Las hojas están provistas de lígula y de grandes aurículas, con una espiga larga y tres espiguillas unifloras en cada diente del raquis. Las tres espiguillas son fértiles.

Continuando con la comparación entre la cebada y el trigo, en el caso de la cebada, las glumas son alargadas, la exterior está prolongada en arista y los granos son más largos y puntiagudos que los del trigo.

¿Cómo se llama a los terrenos que están plantados de este rico cereal? Los cebadales son los campos o terrenos sembrados de cebada.

 

Cultivos y usos de la cebada

La cebada se tiene por un cereal que se ha cultivado toda la vida. La procedencia exacta de este cereal está algo confusa, se dice que puede venir de China y Asia menor.

Se tiene constancia de dos variedades silvestres, de las cuales podría venir la cebada actual. De esas variedades, se fue difundiendo la cebada en el este de China y hacia el mediterráneo, desde éste último, podría haber pasado a Europa central y a Etiopía.

 

Este cereal se adapta bien a los climas extremos, puede ser debido a su rapidez de desarrollo y su gran resistencia a pasar sin agua o temporadas de sequía. Lo ideal son climas cálidos, sin mucha humedad, pudiendo soportar heladas.

El suelo en el que se adapta mejor suele ser de consistencia media, profundos y fértiles, con un pH situado entre el 6 y el 7,5.

Es una planta con la que hay que llevar cuidado con el crecimiento de las malas hierbas a su alrededor, es bastante sensible a esta situación, también es más exigente que por ejemplo el trigo cuando se habla del abono utilizado.

 

Siembra de la cebada

La siembra de la cebada debe hacerse con una previa selección de las semillas que se plantarán, las semillas deben estar limpias, para agarrar mejor. Las semillas deben ser del año anterior. Si no se utilizan semillas del año anterior, es posible que éstas hayan perdido la facultad germinativa y no crezca la planta.

A la hora de sembrar, podría decirse que se siembra cuando la avena, un poco antes que el trigo.

A la hora de llevar los cuidados, se puede hacer exactamente los mismos cuidados que se hacen cuando tenemos una plantación de trigo. El sesgado se recomienda antes de que las espigas estén demasiado maduras, de lo contrario, podría producirse una gran pérdida de granos de cebada, dando como resultado una gran merma en la cosecha.

 

Tipos de cebadas más conocidos

La cebada es un cereal que se podría considerar que tiene una única especie. Se trata de una planta autógama, de forma que las nuevas variedades se obtienen por hibridación y subsiguiente selección. A lo largo de la historia, también se han conseguido variedades por mutaciones provocadas.

Hoy en día, la clasificación de la cebada tiene que ver en gran medida con los caracteres agronómicos como la productividad, la calidad. la uniformidad del grano, su composición o la resistencia que la planta presenta a diferentes factores.

En la actualidad, se establecen dos grandes grupos:

Cebadas forrajeras:

Éstas tienen gran contenido en proteínas y fuerte productividad.

Cebadas cerveceras:

Son un tipo de cebada especialmente destinadas a la elaboración de cerveza, con granos gruesos, uniformes, con poca envoltura, de rápida germinación, gran cantidad de hidratos de carbono y bajo contenido en proteínas.

Este tipo de cebada también se utiliza para la elaboración de otro tipo de bebidas alcohólicas como la ginebra o para la alimentación humana.

 

Que beneficios nos puede aportar la cebada

La cebada, como buen cereal que es, contiene una serie de propiedades muy útiles para nosotros. En muchas ocasiones habrás oído que tomar cerveza es bueno para la salud. Entre sus ingredientes principales está la cebada, que es uno de los alimentos que proporciona beneficios para la salud. Tomar cerveza puede ser bueno siempre y cuando lo hagas de forma muy responsable, además recuerda que para poder beber cerveza, debes ser mayor de edad y estar permitido.

 

Propiedades de la cebada

Las propiedades de la cebada para nuestra nutrición son las siguientes:

La cebada contiene minerales. Los minerales tienen numerosas funciones que realizar en el cuerpo humano. Pueden formar parte de la estructura de numerosos tejidos del cuerpo. Los minerales, se encargan de funciones como mantener la presión osmótica del cuerpo. Para ésta función, puede estar el potasio.

En el caso del fósforo y el calcio, éstos pueden combinarse para mantener unos huesos fuertes. Ayudan a mantener una estructura firme del cuerpo.

El calcio y el fósforo, también son importantes en funciones metabólicas, como la función muscular, el transporte de oxígeno, los estímulos nerviosos, las actividades enzimáticas, etc. El calcio, en su mayoría proviene de los alimentos que consumimos y el agua que bebemos. También hay cierto porcentaje que se hereda de la madre. Éste es un mineral importante en el periodo de crecimiento del ser humano.

Existe una pequeña curiosidad en el caso del calcio, más del 90% de éste mineral está presente en los huesos y los dientes.

El hierro, que también lo puedes obtener a partir de tomar cebada. Ayuda a tu cuerpo a no estar cansado. Combate y previene la anemia, ayuda a no tener fatiga y cansancio. La cebada fortalece el sistema inmunológico, además también te ayuda estéticamente, tonificando la piel, mejora las vías respiratorias, ayuda a la hora de ir a dormir, reduce riesgos de contraer enfermedades, te mantiene más alerta e incluso mejoras mentalmente.

Adquirir magnesio en el cuerpo también es mejorar tu salud. El magnesio es otro de los minerales que aporta la cebada. De este mineral obtienes energía y reduces el cansancio. El magnesio es beneficioso para la eliminación de toxinas en el organismo, previene del colesterol, fortalece los huesos y ayuda a combatir la artrosis. La ingesta de magnesio es muy beneficiosa para prevenir enfermedades oculares como las cataratas. Es curioso, se dice que el magnesio ayuda a la visión nocturna.

El potasio es un mineral que no puede faltar, si tienes niveles bajos de potasio debes aumentarlos, puedes consultar a un médico para ello. Con el potasio, lo que se consigue es una buena contracción de los músculos y del corazón, si padeces de calambres, muy habituales en las piernas, con el potasio los puedes combatir. Este mineral, también ayuda para tener un buen funcionamiento de los riñones, regula el estrés y ayuda para la producción de energía.

Los minerales que puedes encontrar en la cebada son fósforo, potasio, magnesio, calcio y hierro. 

La cebada aporta hidratos de carbono y es rica en vitaminas del grupo B, esta vitamina es necesaria para la formación de glóbulos rojos en sangre y ayuda al sistema nervioso central. La cebada contiene las vitaminas B1, B3 y B6.

Uno de los puntos fuertes a la hora de consumir cebada es la gran ayuda que aporta para el control del colesterol y el control cardiovascular.